+
Otro

Bebé al final


Ella vuelve a orinar, quiere beber semen nuevamente, es agresiva, golpea la cabeza contra la pared, susurra constantemente, piensa, no duerme bien, no se atreve a dormir sola, se chupa el dedo, se ríe, ¡tiene miedo a los extraños!

Bebé al final

Entre los síntomas de ansiedad anteriores, uno u otro ocurre de manera transitoria con la mayoría de los niños y, como ha sucedido, desaparece, tal vez porque la causa desaparece, cómo apoyar a un niño que ha caído de su pecado espiritual. Pero hay momentos en que los problemas salen mal y se necesitan investigaciones serias para descubrir qué molestó a la poca seguridad. Aquí hay un ejemplo y un pequeño consejo.

Han crecido

Necesita signos claros, inequívocos y consistentes para ayudar a que su bebé se sienta seguro: Aprende lentamente cuando puedas contar con él. Si los adultos a su alrededor son incalculables, caprichosos, perderán la tierra debajo de sus pies. Una vez que una madre es madreselva, a veces impenetrable, casi nunca levanta a su bebé, y una vez que ella emociona sus sentidos, incluso cuando el bebé está jugando solo o descansando, el niño está completamente molesto, jugar con él no es divertido, sino más bien asombroso, se pierde toda la confianza del pequeño. De hecho, después de un tiempo, desafortunadamente, él también tiene su propia confianza: para el adulto, sea cual sea el dios, es: "Si pecas contra mí, ¡seguramente lo mereceré!" El beneficio más gratificante de esto es que el pequeño tiene miedo de calmarlo.Ayudame Piense en lo que su bebé puede hacer en esta situación, mírelos a los ojos. Si sabe que siempre ha sido de naturaleza moral, trate de sentirse cómodo consigo mismo y con las necesidades de su bebé. Espere esto también de otros adultos también. Si se encuentra en una situación intensa y amenazante o tiene mucha presión sobre sus hombros, sus sentimientos se sentirán abrumados y pedirán ayuda, ¡ya que es importante que toda la familia se sienta mejor!

Enfermo enfermo

Es una carga muy pesada para un niño pequeño si él o ella regularmente experimenta dolor o está restringido por su vida diaria normal. Además, si tiene que someterse a exámenes dolorosos y desagradables, ser hospitalizado y ausentar a sus padres, este es un grave ataque a las preocupaciones de seguridad que se han desarrollado hasta ahora. Ayuda: hable con su pediatra sobre cómo aliviar su pequeño dolor y cómo mejorar su salud. Quédese con ella, o si eso no es posible, esté con su padre o con alguien a quien realmente ama..No te dejes abrumar: En la abrumadora mayoría de los exámenes, intervenciones, la participación de los padres ayuda más que la confusión. Siempre dile al pequeño lo que le va a pasar. Si se está asustando, a su hijo le resultará más difícil soportar las dificultades. En este caso, es mejor que su abuela o su abuela se despierten en los momentos más difíciles. Después de la curación, puede llevar semanas procesar espiritualmente sus historias, y puede requerir tanta construcción del cuerpo y ejercicio como botas de bebé. Sé paciente, trata de darle lo que quieres.

Ovi, malvado, obispo

No importa cuánto quiera que sea su hijo, no importa cuán amable sea la niñera o el cuidador, el hecho de que no pase sus días con su madre no cambiará. Todo había sido predecible hasta ahora, sabiendo cómo mamá, papá reaccionarían a ciertas cosas y cómo podía calmarse cuando estaba molesta. Necesita obtener nueva seguridad en la nueva situación. Entonces, para estar seguro, el calor de la madre está fuera de control. El adulto también tiene la carga de cambiar de trabajo, mudarse o mudarse a una nueva empresa, y también les toma tiempo compensar la situación.¡Abajo! Trate de estar espiritualmente preparado para el cambio, porque si el pequeño siente que está en peligro de caerse, el suelo caerá bajo sus pies la próxima vez que se vaya. Cuando estén juntos, ¡dejen ir, hagan algo que ambos disfruten! Puedes jugar ovis con bebés pequeños y bebés si el niño lo disfruta. Solo comienza, dale el contenido х! Puede tomar hasta dos meses para que acepte la situación, sea paciente, no renuncie a su trabajo o cambie a ovi, maldad, niñera por primera vez, solo si su actitud de cuidado o cuidado es inaceptable.

Hermano nace

Aunque, para la mayoría de los niños, es fantástico tener un hermano por un tiempo, y al principio, es muy inseguro que llegue el bebé, con grandes cambios. Están físicamente menos preocupados por eso, y se agregan situaciones nuevas y desconocidas mientras su agenda está alterada. Hasta ahora, si era una madre adolorida, podía tranquilizarla, pero ahora siempre trata con la pequeña. No le consuela que mejore pronto ...Tьrelem! En primer lugar, solicite ayuda de la abuela o de usted para las tareas domésticas o, a veces, para pasar tiempo con dos niños afuera. Tal vez el más importante es retomar los hábitos del bebé, pedir pelus nuevamente o querer correrse. Déjalo dame unos meses para encontrarte.

Pérdida de momias

Es posible que de repente tenga miedo de algo que ha sido una parte importante de su seguridad. Esto puede ser lactancia materna, chupetes favoritos, juguetes, dormir o chuparse los dedos. La mayoría de las veces, perder su artículo favorito es un problema, pero hay ocasiones en que los padres deciden que ya no pueden usar este método de tranquilidad, "porque es demasiado grande".De vuelta al todo! Si recientemente te has quitado los chupetes, los trapos, los ositos de peluche o has cruzado los dedos, estás de vuelta. Escucho el coro, "¡Es inconsistente!" No hay problema Todos cometemos un error, ¡salvémoslo si podemos arreglarlo! El niño está seriamente preocupado por estos objetos relajantes.así que una vez que se lo entreguemos, no deberíamos decidir cuándo no lo necesita. Si tiene que dejar de amamantar (o simplemente porque ya no quiere amamantar), entonces déjese amamantar muchas veces. Si no acepta un reemplazo en lugar del objeto de transición perdido, este sigue siendo el caso. Acepte que esta es una pérdida grave para usted.
- ¿Por qué están deprimidos los niños?
- Los pensamientos de una niña de tres años comenzando
- Consejos contra la fraternidad