Respuestas a las preguntas.

16 cosas que todo padre con niños pequeños debe saber sobre la comida


Si está lejos de las dificultades iniciales de nutrición, puede pensar que está a punto de terminar sin tener problemas para comer.

Los niños les encanta jugar el juego


Desayuno, almuerzo, cena, por supuesto, una pequeña cena saludable y bocadillos para que los bebés y los niños pequeños tengan una comida de medianoche. Lo has dado a conocer a todos los sentidos, sabe que la comida es algo para comer. Tu piensas eso. ¿Y qué piensan los bebés y los niños pequeños sobre la comida y las comidas? ¡El Huffington Post sabe 16 cosas que usted también necesita saber! Para los más pequeños no hay desayuno, almuerzo o cena. Para ellos, estas son todas las ocasiones en que es posible robar, robar o tirar un juego llamado comida.2. Lo más tranquilizador que puede decirle al pequeño no es "Te amo" o "Todo estará bien". Más bien, la pregunta es: "¿Quieres comer?" Especialmente si el bebé está amamantado 3. Tú dices: escupir. Los profesionales también dicen: escupir. Tu hijo dice: "¡Neeeem!" (Es decir, ¡Dios salve el pezón!) Y el pezón cae al suelo. Compartir comida con un niño pequeño es como compartir un asiento con un extraño. Si le das un poco, requerirá salud.5. Un niño pequeño en el restaurante no solo come con su familia. Si va a este restaurante, el restaurante irá a todos los restaurantes por comida. Cuando ves que la mano de tu bebé se pone roja, generalmente es salsa de tomate. Cuando puedes picar todo el día, tienes un muy buen día. Las personas que han dicho que cuidar a un niño pequeño no es algo sudoroso, nunca han tratado de sacar miles de ropidos del sofá cama. La altura es la herramienta más perfecta para los niños pequeños que no son lo suficientemente altos como para subirse a la encimera de la cocina. Es legítimo preguntar si la silla de alimentación es tan alta que es más fácil poner al bebé y llevarlo a la mesa, o hacer que mover la comida sea más fácil y más lejos. Los niños pequeños pueden escuchar hasta 250 kilómetros cuando la puerta del frío o el espía están abiertos. Los pequeños están gritando a la regla de los 5 segundos. Descubrir exactamente qué quiere comer su bebé y cuál quiere es al menos tan imposible como poner primero el cubo de Rubik. Alimentar a un niño significa en gran medida mentirte por alabar lo deliciosa que es la comida que le das. Cuando tu hijo de tres años te trae una bebida, no tienes que darle vino. Ya ha eliminado el 20% de la utilidad en forma de tarjetas. Si necesita ayuda y su bebé necesita marcar, llamará al camión de pizza.Estos también pueden ser de su interés:
  • Tal es cuando las madres comen como sus hijos
  • Video: ¿Cómo puede un bebé estar tan entusiasmado con la comida?
  • El lenguaje del amor para los niños pequeños.